Blog

  • La seguridad de los niños en el coche es nuestra responsabilidad

    Desde hace unos años, los estudios y avances en seguridad vial han hecho que cada vez estemos más concienciados a la hora de viajar en coche con niños. Lo que hace unos años podía ser habitual como era ver a niños sobre todo a partir de dos o tres años viajando sin ningún sistema de retención en el coche, hoy en día es cada vez más inusual. No solamente porque la normativa ahora obliga a que todos los niños vayan sujetos con un asiento adaptado hasta los 12 años sino, y es lo más importante, porque cada vez los padres son más conscientes de los peligros que supone no llevar bien sujetos a sus hijos. Aún así todavía queda mucho camino a la hora de concienciar a los padres. Según datos publicados en este año, sólo el 75% de los padres lleva a su hijo en una silla adecuada y un 11% no la utiliza nunca. La principal causa de mortalidad infantil en los países desarrollados son los accidentes de coche. Estos datos son alarmantes sobre todo cuando se sabe que todas las muertes o heridas graves en accidente de automóvil revelan que no iban bien sujetos o no llevaban ningún tipo de sistema de retención. Y que el 75% de esas muertes y el 90% de las lesiones graves se podía haber evitado si hubieran ido con un sistema de retención infantil adecuado.

    Se ha demostrado que es en trayectos cortos donde más se baja la guardia y también a partir de ciertas edades. No hay que esperar a hacer un largo viaje para ir seguro ya que es en los trayectos urbanos donde la velocidad máxima es de 50 Km/hora donde más accidentes se producen. Lo que para un adulto es un simple frenazo para un niño puede ser una grave lesión ya que dependiendo de la edad su musculatura que todavía no está formada, no puede retener un movimiento brusco contrarrestando la inercia.

    Otro problema es que en ocasiones aunque se utilice un sistema adecuado, éste no se instale o no se ubique bien. Un estudio reveló que el 63% de las sillitas infantiles estaban mal colocadas. Para ello es necesario buscar consejo en centros especializados donde tengan suficiente información no sólo de la silla que queramos comprar sino de los diferentes sistemas que existen hoy en día adecuando tanto el peso del niño y la edad como el tipo de vehículo donde irá instalado.

    Hoy en día tenemos en el mercado muchos modelos adecuados para todos los vehículos y circunstancias pero existen así mismo muchas características técnicas sobre las cuales hay que informarse y mejor dejarse asesorar.

    DEJA UN COMENTARIO: tienda@articulosdebebes.com

  • Gatear. Mucho más importante de lo que parece

    El bebé empieza a gatear normalmente entre los 9 y 10 meses.
    Es un momento muy importante ya que deja la etapa estática para pasar a tener más autonomía para moverse. Hay niños que por diferentes motivos se saltan esta etapa tan importante. El ritmo de vida actual nos hace vivir la vida muy rápidamente. Llevamos al bebé en la sillita, de ahí al parque o gandulita, al coche, etc. Pero debemos incentivar y estimular al bebé para que gatee. Debemos facilitarle el suelo o un lugar limpio y sin riesgos para que empiece a explorar.
    En primer lugar el gateo le ayudará a desarrollar los músculos. Sus brazos y sus piernas, el cuello, la espalda tendrán mayor actividad pasada la estática etapa anterior.
    Pero además, cuando el niño va en brazos, no presta atención prácticamente a lo que le rodea mientras que al gatear los objetos se hacen más sensibles a su atención. Esto va a influir en el desarrollo de su visión.
    También es aquí cuando empiezan a desarrollar su autonomía ya que tendrán que decidir por dónde moverse y cuál será su objetivo. El trasladarse sin depender de los demás desarrolla su autoestima y la confianza en sí mismos.
    Empiezan a juzgar las distancias y a percibir la profundidad. Distinguen tamaños y formas y localización en el espacio.
    El campo visual del niño cuando gatea se sitúa a corta distancia, ya que cuando mira al suelo enfoca en un punto a corta distancia. Cuando mira a dónde va los ojos convergen en un punto de vista infinito. Según los especialistas éste es un ejercicio muy bueno de acomodación visual. Incluso hay estudios que relacionan la lectura con el gateo.
    El gateo es la base fundamental del desarrollo cerebral y educativo del niño.
    Los movimientos cruzados facilitan la conexión de los dos hemisferios del cerebro. Al avanzar deben de adelantar los brazos y las piernas coordinando el lado izquierdo y el derecho. La información que pasa de un hemisferio a otro hace qu se desarrolle esa conexión. Cuanta más información se intercambia mayor será la conexión.
    La cabeza está en un plano y la mano en otro. Esto es fundamental para el desarrollo de la oposición cortical de que el dedo gordo de la mano se opone a los otros cuatro dedos.
    Al colocar las manos en el suelo ésta envía al cerebro información producida por las diferentes texturas y otras características.
    En esta etapa tiene lugar la motricidad fina pudiendo coger objetos con el pulgar e índice a manera de pinza. Este es un ejercicio previo a la escritura que desarrollará más tarde en la etapa preescolar.
    Potencia la visión periférica que es la que ayuda a orientarnos en el espacio.
    Por todo ello se entiende que, el gateo favorece, no sólo el desarrollo psicomotriz sino que favorece la relación entre los hemisferios cerebrales y que será la base del desarrollo general del niño para facilitarle muchas de las tareas de aprendizaje futuras.

    DEJA UN COMENTARIO: tienda@articulosdebebes.com
  • Viajar en tren

    El tren es una alternativa si se viaja con niños ya que aunque el viaje es más largo que en avión, permite tener más movilidad durante el viaje.
    Normalmente los niños menores de 4 años no pagan billete salvo que ocupen asiento. Además de 4 a 11 años tienen importantes descuentos.
    Una opción son los trenes hotel si es para hacer trayectos largos ya que se pueden aprovechar las horas de sueño para que los niños o bebés vayan durmiendo y no se cansen durante el viaje. Existen dependiendo del billete cabinas con ducha, lavabo o wc. privado.
    También hay trenes que llegan hasta los principales parques temáticos como Port Aventura, Isla Mágica, Warner... hay tarifas especiales que incluyen la entrada al parque o incluso, personajes de los mismos que acompañan a los niños en el tren.
    Otra forma de viajar con niños en tren es elegir una ruta turística que en determinados periodos vacacionales llevan a algún paraje típico o de turismo como pueden ser: el tren de la fresa que hace la ruta de Madrid – Aranjuez, o el Cremallera del valle de Nuria (Girona) o el tren de la costa entre Alicante y Denia.
    Algunos trenes como el Ave o Euromed ofrecen sitios para cambiar a los bebés pero en la mayoría esto debe hacerse sobre el asiento. Así que deberéis llevar un cambiador de bolso.
    No existen puntos específicos para calentar el biberón pero si el tren tiene vagón – bar se puede pedir allí. En ese caso debéis preguntar su horario ya que a veces no atienden durante todo el viaje.
    Por seguridad es mejor que los niños viajen en el asiento del tren aunque pueden también ir sentados en su sillita, pero aunque ésta esté frenada es más seguro el asiento.

    DEJA UN COMENTARIO:tienda@articulosdebebes.com

  • Viajar en coche

    Lo primero que hay que preparar es un asiento homologado y adecuado al peso del niño. Aquí supongo que si ya os movéis con vuestro bebé lo tengáis previsto. Si no es así y hay que ponerse a elegir entre todo lo que hay en el mercado, mi consejo es que os dejéis asesorar por especialistas. En función del niño, su peso, edad, tipo de vehículo os dirán qué tipo de silla necesitáis.
    Después hay que preparar el viaje pensando en las horas más adecuadas evitando las temperaturas más extremas.
    Si el trayecto va a se largo habrá que hacer paradas cada 2 horas procurando si es un bebé que cambie de postura, mecerlo en el brazo, moverse un poco con él. Si es más mayorcito y ya anda, procurar que ande, juegue un poco y estire las piernas.
    Antes de ponerse en marcha comprobad que esté perfectamente sujeto.
    No colocar nunca cosas en la bandeja trasera que pudieran salir disparadas en un frenazo.
    Procurar llevar algunos juguetes para distraerlo y dárselos poco a poco, no a la vez.
    A ratos podéis ocupar el asiento de su lado si está libre o intercambiarlo con su acompañante para que el trayecto se haga más ameno.
    Dejar una bolsa con las cosas que pueda necesitar en un sitio accesible del maletero.
    Procurad no abusar del aire acondicionado y proteger los cristales con parasoles.
    Si la temperatura no es muy elevada y dependiendo del lugar por el que viajéis, tened a mano una toquilla o mantita fina para cuando se quede dormido. En general los niños duermen mucho en el coche por el movimiento, así que aprovechar esos ratos para disfrutar vosotros también del viaje.

    DEJA UN COMENTARIO:tienda@articulosdebebes.com

  • Viajar en avión

    Si la idea es hacer el viaje en avión tenéis que poneros en contacto con la compañía con antelación y avisar que vais a viajar con un bebé o con un niño. Os asignarán los asientos de las primeras filas donde hay mayor espacio.
    Según las normas del transporte aéreo de 0 a 2 años se consideran bebés y deben viajar compartiendo asiento con el adulto. De 2 a 12 años se consideran niños y ocupan un asiento.
    En el caso de que se lleve en brazos, la tripulación os facilitará un alargador para vuestro cinturón y así poder sujetar también al niño.
    En los vuelos de largos recorridos las compañías facilitan una cuna de viaje o una silla homologada para viajar en avión que se colocaría en el asiento e iría sujeto también con el cinturón.
    Cuando se viaja con niños también tendréis preferencia de embarque.
    Tomaros vuestro tiempo para llegar al aeropuerto con antelación. Según las actuales normas de seguridad en los aeropuertos los accesos por los controles de seguridad se hacen mucho más lentos y deberéis ir preparados para hacer todo lo necesario antes de subir al avión.
    Hay que tener en cuenta que necesitaréis las cosas básicas del bebé como son los pañales, la comida y sus cosas de aseo que deberéis llevar encima y pasar por el control de seguridad del aeropuerto con ello. Por eso mismo cargar sólo con las cosas indispensables.
    Está permitido llevar los alimentos necesarios para los bebés tales como biberones o potitos pero en algún caso pueden pediros que lo probéis para demostrar que no es ningún líquido peligroso.
    Utilizar calzado cómodo y fácil de quitar pueden haceros descalzar en el control de seguridad.
    Si lleváis la sillita ésta deberá de pasar por la cinta de rayos x. Es posible llevarla hasta el pie del avión donde la tripulación se encargará de meterla en la bodega del avión. Aún así una alternativa es una mochila que también podréis utilizar en el interior del avión para pasear al bebé sobre todo en viajes largos.
    Dentro del avión el momento del despegue y el aterrizaje puede dar molestias en el oído debido a la presión en los tímpanos. En ese caso basta con dar de beber algún líquido o el chupete. Si el niño es más mayor hacerle sonar la nariz o dar un chicle.
    Evitar las comidas flatulentas o pesadas desde el día anterior ya que debido a la presión los gases intestinales tienden a expandirse y pueden dar dolor de barriga.
    Es conveniente darles bastantes líquidos ya que la baja humedad en el avión hace que se resequen las mucosas y la piel y hay que rehidratarse.
    Hacer una lista con antelación de las cosas que vayáis a necesitar. Se aconseja llevar tu propia comida que en el avión pueden calentar al baño María. No tienen microondas. No obstante en algunas compañías se pueden solicitar comidas para niños.No tienen pañales por lo que tenéis que llevar los necesarios. En cambio suele haber un pequeño espacio para cambiarles los pañales en el baño.
    Es conveniente llevar además toallitas y ropa de recambio para el niño y una camisa de repuesto para ti por si vomita. No es extraño pero si muy molesto sobre todo si el viaje es largo.
    No olvidéis una mantita, en los aviones suele hacer frío.También algún juguete ligero o un libro.

    DEJA UN COMENTARIO:tienda@articulosdebebes.com

Subir
Web Design by Domestika